Congo, el segundo río más caudaloso del mundo

El río Congo o Zaire es uno de los ríos más largos el mundo y el segundo de África después del río Nilo.
Está ubicado en África Central y tiene 4.380 kilómetros de longitud.

 


Nace en el parque nacional de Kundelungu, pronvincia de Katanga al sureste de la República Democrática del Congo y practicamente todo su recorrido transcurre por esta república, excepto en su desembocadura que hace de frontera con la  República del Congo.
El río da nombre a ambas repúblicas por las que transcurre su recorrido.
En su origen en las montañas del valle del Gran Rift, en los lagos Tanganika y Moero, recibe el nombre de río Lualaba.
Sigue una trayectoria constante hacia el norte, hasta llegar a las cataratas Boyoma, a la altura de la ciudad de Kisangani en el que gira hacia el oeste, formando una amplia curva y convirtiéndose en el río Congo

   
El río Congo atraviesa en dos ocasiones el Ecuador y la mayor parte de su recorrido es navegable en tramos de gran distancia, sobretodo entre Kisangani y el lago Malebo, en este recorrido de 1.685 kilómetros, el río es amplio y profundo y en el propio lago, donde se ensancha, alcanzando una anchura de 25 kilómetro entre ambas orillas, se encuentran las capitales de las dos repúblicas del Congo, Kinshasa y Brazzaville.

Al oeste de Kinshasa, el río se estrecha y cae en una sucesión de cataratas que se crean por una serie de cañones profundos que atraviesa, son las rápidas cataratas Livingstone.
Estas cataratas impiden el acceso a la zona navegable del Congo desde el mar, pero existe un ferrocarril que salva ese tramo. Gran parte del comercio de África central pasa por esa vía férrea y lleva mercancías desde el puerto de Boma, en el fondo del estuario, a la parte navegable del río.

El caudal sólo se calma al llegar a la ciudad portuaria de Matadi a 116 kilómetros de la desembocadura del océano Atlántico.
Finalmente desemboca en una angosta llanura de inundación a través de un estuario, un solo cauce, que tiene casi cinco kilómetros de anchura cerca de la pequeña ciudad de Muanda.


La cuenca del río Congo drena una superficie de 3.700.000 kilómetros cuadrados, lo cual supone mas de la  décima parte de la superficie del continente africano, incluyendo a territorios de los estados de la República Democrática del Congo, la República del Congo, la República Centroafricana, Zambia, Angola, Tanzania, Camerún y Gabón.

El río Congo y sus afluentes recorren la segunda selva  más grande del mundo, después de la Amazonia y además es el segundo río más caudaloso del mundo, después también del Amazonas, con 41.300 metros cúbicos por segundo, aproximadamente.
Recoge lluvias de regiones de lluvias permanentes y tiene siempre un régimen regular en su caudal, aunque su nivel desciende varios metros al final de la estación de menos lluvias.



En el río Congo como curiosidad del mundo animal, vive una especie de pez mitológico, el pez tigre goliat o hydrocynus goliath, que puede llegar a medir casi un metro y medio de largo y llegar a pesar 68 kilos y tiene el aspecto de una piraña grande.
Se cree que es capaz de atacar personas y animales grandes, incluso cocodrilos.
Según los estudiosos son peces prehistóricos que nunca llegaron a evolucionar.



El río Congo fue descubierto para los europeos en el año 1482 por el portugués Diogo Cão, que recorrió su desembocadura y lo llamó río Zaire por deformación del nombre dado por los indígenas.
Fue el primer viaje de Diogo para descubrir la costa africana, llegando a la desembocadura y remontando el curso del río hasta la catarata de Lelala.

Los indígenas de la zona, antes de la colonización portuguesa, denominaban al río "Nzere" o "Nzadi", que en la lengua de la etnia bakongo, significaba el río que traga los demás ríos. 
Esta denominación persistió hasta el siglo XVIII, en el que comenzó a ser nombrado como río Congo, por la propia etnia congo o bankongo, que dominaba casi toda la cuenca del río.


El explorador británico James Kingston Tuckey en 1816 trató de remontar el río Congo desde su desembocadura y logró avanzar 480 kilómetros río adentro, pero no llegó a superar las cataratas Livingstone, que frenaron su avance. 

En el siglo XIX pensaban que el río Lualaba, que avanzaba hacia el norte y el río Congo que se dirige hacia el suroeste para desembocar en el Atlántico, después de atravesar ambos la mitad del continente, fueran el mismo río.
El explorador David Livingstone, que recorrió el Lualaba en su expedición de 1866, pensaba que podía formar parte de la corriente principal del Nilo y el naturalista Mungo Park pensaba que la desembocadura del río Congo era la del río Niger después de recorrer este último entre finales del siglo XVIII y principios del XIX.

En el año 1877, Henry Morton Stanley completó la exploración del río cuando  lo recorrió entero partiendo del Lualuba hasta llegar a Boma, en la costa atlántica.

Durante la época colonial grandes vapores de ruedas fueron transportados pieza a pieza a hombros de porteadores desde la costa hasta la parte navegable del Congo para salvar las temibles cataratas de Livingstone.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada