El origen de la brújula

La brújula es un instrumento que cuenta con una aguja magnetizada que tiene libertad de girar alrededor de un eje. 
Debido a esa magnetización, la aguja se orienta indicando la dirección y el sentido norte-sur magnéticos de la Tierra, desde el lugar en que se encuentra.

La Tierra internamente posee un gran imán, donde el polo sur magnético se encontraría cerca del polo norte geográfico y a su vez la brújula contiene una aguja imantada con polo norte, es decir opuesta magnéticamente al polo Sur de la Tierra. 
Por física sabemos que dos polos magnéticos diferentes se atraen, el polo Norte magnético de la brújula es atraído hacia el polo Sur magnético de la Tierra, que aproximadamente está al Norte geográfico, por lo que  la punta que marcamos de la aguja señala hacia el norte. 


La brújula fue un avance fundamental en la navegación.

Hay muchas teorías sobre su origen, los chinos, los vikingos, los olmecas....pero parece que lo mas probable es que fuesen los chinos los inventores de la brújula.

Hasta su invento la posición y la dirección de los barcos en la mar se determinaba mediante la observación de los astros y mediante el uso de mapas mas o menos exactos.


Los chinos afirman que ellos la habían inventado más de 2.500 años antes de Cristo. Y es probable que se haya usado en los países del Asia Oriental hacia el tercer siglo de la era cristiana.

Los chinos debían de usa un trocito de caña conteniendo una aguja magnética que se hacía flotar sobre el agua, y de esta manera se indicaba el norte magnético. Pero en ciertas oportunidades no servía, pues necesitaba estar en aguas calmas. Parece ser que mas o menos un milenio más tarde, Marco Polo la introdujo en Europa y según parece fue perfeccionada por los italianos.

En registros de la dinastía Song, aproximadamente en el año 1040 A.C., la brújula se describe como un "pez que señala hacia el sur en un tazón de agua" y que orientaba a los marineros que navegaban de noche.
En 1086, en escritos de Shen Kuo aparece una descripción en detalle del proceso de magnetización de una aguja frotando su punta con magnetita, la cual se colgaba de una fibra de seda con un poco de cera. Esta aguja a veces apuntaba hacia el norte y otras hacia el sur. Unos treinta años después, aparecen registros de su uso en navegación propiamente tal.

Otra teoría también dice lo contrario, parece ser que el fenómeno del magnetismo ya se conocía desde antiguo, se sabía desde hacía mucho tiempo que un elemento fino de hierro magnetizado señalaba hacia el norte. Ya en el siglo XII debían de existir brújulas rudimentarias en Europa. En 1269, Pietro Peregrino de Maricourt, alquimista de la zona de Picardía, describió y dibujó en un documento, una brújula con aguja fija (todavía sin la rosa de los vientos). Los árabes se sintieron muy atraídos por este invento; la utilizaron inmediatamente, y la hicieron conocer en todo Oriente.

Otros historiadores señalan otra teoría en la que la primera brújula de navegación práctica fue inventada por un armero de Positano (Italia), Flavio Gioja, entre los siglos XIV y XV. Fue él quien la perfeccionó suspendiendo la aguja sobre una púa de forma similar a la que actualmente conserva y la encerró en una cajita (de "buxula", cajita hecha de boj o boxus) con tapa de vidrio. Más tarde apareció la "rosa de los vientos", un disco con marcas de divisiones de grados y subdivisiones, que señalaba 32 direcciones celestes, y que fue la brújula marina que se utilizó hasta fines del siglo XIX.

La brújula también aparece descrita como un instrumento magnético en La Divina Comedia de Dante de la siguiente manera: "Los navegantes tienen una brújula que en el medio tiene enclavada con un perno, una ruedecilla de papel liviano que gira en torno de dicho perno; dicha ruedecilla tiene muchas puntas y una de ellas tiene pintada una estrella traspasada por una punta de aguja; cuando los navegantes desean ver dónde está la tramontana, marcan dicha punta con el imán."

Otra teoría dice que fue la consolidación de la tecnología de la brújula seca la que popularizó su uso como instremento de navegación.
Para el año 1300 esta tecnología de la la brújula seca ya se había inventado. Se le llamó así en contraposición a la original aguja magnetizada que flotaba sobre un recipiente lleno de agua.

Según una leyenda hacia el siglo VI A.C., se debíó de descubrir que un mineral atraía al hierro y como fue hallado cerca de la ciudad de Magnesia, en Asia Menor, se llamó piedra de Magnesia, y el fenómeno físico se denominó magnetismo y fue estudiado por primera vez por Tales de Mileto.



El físico inglés Sir William Thomson (Lord Kevin) logró un nuevo avance, independizar a la brújula del movimiento del barco durante tempestades y anuló los efectos de las construcciones del barco sobre la brújula magnética. Utilizó ocho hilos delgados de acero sujetos en la rosa de los vientos en lugar de una aguja pesada que era llenada con aceite para disminuir las oscilaciones.

En los comienzos del siglo XX aparece la brújula giroscópica o girocompás. Consiste en un giróscopo cuyo rotor gira alrededor de un eje horizontal paralelo al eje de rotación de la tierra. Se le han agregado dispositivos que corrigen la desviación, la velocidad y el rumbo; y en los transatlánticos y buques suele estar conectado eléctricamente, a un piloto automático. Este girocompás señala el norte verdadero, mientras que la brújula magnética, justamente, señalaba el norte magnético.


El uso de la brújula dio un impulso notable a la navegación exploratoria en el Mediterráneo.
Antes de su uso no era posible realizar viajes entre octubre y abril, el período invernal, debido a la presencia de nubes que impedían la lectura continua de los cuerpos celestes.
La brújula permitió completar el año náutico permitiendo un desarrollo continuo del comercio, pues donde antes se realizaba un sólo viaje al año, ahora podían hacerse dos.
Las rutas se hicieron más seguras al disminuir los riesgos de extravío, y se aumentó la frecuencia de viajes comerciales y de intercambio. Este proceso de aumento del flujo económico llevó a la búsqueda de nuevas rutas, y la brújula fue el piso de una serie de exploraciones en aguas desconocidas con mayor seguridad, lo que llevó a teorizar y comprobar la existencia de nuevas tierras, como América.

Actualmente a pesar del desarrollo de los GPS están muy arraigadas en culturas como la musulmana, donde se usa la brújula de Quibla que apunta hacia La Meca, y la de Jerusalem, que los judíos utilizan para ubicar su ciudad santa, ambas culturas con fines ceremoniales.


Pero el campo puede verse afectado por estructuras de hierros que se encuentran presente en las paredes, pisos y demás componentes de edificios y casas. Por ejemplo, los soldados y los cazadores no utilizan la brújula cerca de sus armas, ya que en este caso el instrumento daría una falsa orientación.

Por otra parte, las agujas de las brújulas modernas son metálicas, y uno de los metales es el acero al tungsteno. El resto de los materiales que componen el instrumento no deben ser metálicos, es decir son de vidrio, plástico, etcétera.

14 comentarios:

  1. los marineros arabes utilizaban la brujulas?

    ResponderEliminar
  2. segun un estudio moderno los chinos fueron los primeros en usarlo

    ResponderEliminar
  3. i unos comerciantes españoles lo descubrieron i lo trajeron a la peninsula iberica

    ResponderEliminar
  4. Q no me sirvio ni para ir al baño

    ResponderEliminar
  5. Q no me sirvio ni para ir al baño

    ResponderEliminar
  6. todas las brújulas funcionan bien solo tienes q saber usarla y estar en la pocicion correcta.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la información. Saludos

    ResponderEliminar