Las acacias se comunican entre ellas para defenderse de los herbívoros

Las acacias son unos árboles que se extienden por todo el mundo siendo mas comunes en las sabanas de África y en Australia.

Según un estudio del profesor Wouter Van Hoven de la universidad de Pretoria, parece ser que estos árboles cuentan con un mecanismo de alarma para advertirse entre ellos de la llegada de herbívoros.
Según comenta el profesor, cuando los antílopes comienzan a ramonear las hojas, el árbol debe de emitir una señal al aire de etileno gaseoso a través de los poros de sus hojas.
Esta señal puede alcanzar hasta los 45 metros avisando a otros árboles en ese radio de la presencia de herbívoros.
Cuando reciben la señal, las acacias empiezan a producir tanino en sus hojas en cantidades que pueden resultar letales para los antílopes.

El profesor debíó de descubrir el fenómeno hacia 1990 cuando estudiaba la muerte de casi 3.000 antílopes en Sudáfrica y se dió cuenta de que las jirafas evitaban las acacias cuando se acercaban a ellas en la dirección del viento y solo mordisqueaban levemente sus hojas, mientras que los antílopes se veían obligados a comer las hojas bajas de cualquier árbol al que pudieran encaramarse y esto hacía que las dosis de veneno fueran acumulándose hasta provocarles la muerte al cabo de pocos días.

También hace unos veinte años otro científico, el francés Paul Caro descubrió otro caso parecido en los robles que responden de una forma similar al ataque de las orugas.
Los robles que eran atacados por las orugas parecían tener dosis de tanino más altas en sus hojas, una sustancia que mataba a la mayoría de las larvas.

Parece ser que se han estudiado otro tipo de defensas contra los herbívoros por parte de una cooperación entre insectos y plantas.
Sobretodo en los trópicos se dan casos de plantas que tienen como cuidadores a algún tipo de hormiga.
Los árboles y arbustos ofrecen cobijo y alimento a los insectos y, a cambio, éstos repelen a enemigos de las plantas como son los herbívoros.
En la sabana tropical del este de Africa, un tipo de acacia espinosa (Acacia drepanolobium) hospeda a una hormiga (Crematogaster mimosae), que se aloja junto a sus espinas y se alimenta del néctar que segrega el árbol en la base de las hojas.
A cambio, los insectos importunan a los herbívoros que se acercan a alimentarse del árbol.
Las acacias sanas tienen centenares de espinas y albergan colonias de hasta 100.000 hormigas por árbol, que se movilizan con gran agresividad a la menor perturbación que sufre la planta.
Esta cooperación puede cambiar en el momento en que se producen cambios en otros elementos del ecosistema.
En al universidad de Florida, dirigido por el profesor de zoología, Todd Palmer se ha realizado un estudio, publicado en al revista "Science" en el que se ha descubierto que el tandem planta-insecto depende totalmente de quien tienen que defenderse, de los animales herbívoros.
Cuando los mamíferos no comen del árbol, este rebaja la producción de néctar que dan a las hormigas y generan también menos espinas, que son el alojamiento de estas.
Al tener menos recompensa, las hormigas disminuyen el número y dan paso a otras especies de hormigas menos útiles para el árbol ya que son menos agresivas con los herbívoros y además potencia la llegada de un escarabajo que se alimenta de la madera de la acacia.
Asímismo el estudio llega a la conclusión de que los árboles expuestos a los herbívoros crecen mas rápido que los no expuestos, es un ironía que los árboles desarrollen un relación con las hormigas para defenderse de los animales pero a su vez, los necesitan ya que sino crecen mas lentamente y mueran antes.

Para terminar comentar que parece que el nogal tambien debe de tener algún tipo de defensa en las hojas, pero no contra animales sino contra sus conpetidores vegetales.
Al caer la hoja en descomposicion libera una sustancia al suelo a modo de herbicida, para que bajo él crezca poco o ningun competidor por los nutrientes.

3 comentarios:

  1. Pensaba que eso solo pasaba en Avatar
    ja ja ja !!!

    ResponderEliminar
  2. vaya impresionante y muchos creen que los arboles no se defienden......... uaaao

    ResponderEliminar